centroruthfrias.com | Centro Ruth Frías
Centro Terapéutico Ruth Frías es un espacio de salud con una misión clara, encontrar el bienestar de sus pacientes a partir de terapias. Nacemos con una visión global y holística del cuidado de las personas. Ofrecemos varias terapias: medicina tradicional china, acupuntura, psicología, psicología junguiana, terapia de parejas, terapia para niños a partir de la técnica sandplay, nutrición y dietética, psiconeuroimmunología, osteopatía, fisioterapia, coaching, kinesiología, tratamiento de perdida de peso, de adicciones, para dejar de fumar, además ofrecemos servicios de entrenador personal para nuestros pacientes. Contamos con una plantilla de reconocidos especialistas, con Ruth Frías al frente del equipo.
centro terapéutico, Ruth Frías, centro de salud, terapias, equilibrio, medicina tradicional china, acupuntura, psicología, psicología junguiana, terapia parejas, pareja, sandplay, terapia con niños, psicología niños, psiconeuroimmunología, osteopatía, huesos, columna, fisioterapia, muscular, postura, nutrición, dieta, plan dietético, perdida de peso, balance, cuerpo, mente, holístico, coaching, coach, entrenador personal, salud, deporte, kinesiología, especialistas, bienestar, zen, paciente, barcelona, rambla cataluña,
6
archive,category,category-terapias,category-6,qode-social-login-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Centro Ruth Frías

El EMDR (Eye Movement Desensibilitazion and Reprocessing) tiene su origen en 1987, cuando Francine Shapiro, a raíz de su experiencia vivida en la lucha contra el cáncer, centró sus estudios en la interacción entre la enfermedad y el estrés, tratando de hallar métodos psicofisiológicos que pudieran reforzar el sistema inmune con la intención de aumentar la salud. Nuestro post en Instagram sobre la terapia EMDR. En ello estaba cuando una tarde, cuando mientras paseaba, se percató de que algunos de los pensamientos...

Nacemos con la curiosidad incorporada de serie. Preguntar es una de las muchas cosas que hacemos de niñ@s. Sin embargo, a medida que pasan los años, esa inquietud por saber se difumina, o se coarta; empezamos a tener miedo a preguntar algo equivocado, al ridículo. Y nuestra curiosidad mengua. En tiempos inciertos como los actuales (y siempre), la curiosidad es un antídoto. Antídoto para el aburrimiento, en el mejor de los casos, y medicina que nos ayuda a reinventarnos. Hace unos...

WhatsApp Pide cita por Whatsapp