centroruthfrias.com | ¿Cisne negro o rinoceronte gris?
#coronavirus #covid19 #cisnenegro #rinocerontegris#responsabilidad #coraje #psicología #mente #pensamientos
centro terapéutico, Ruth Frías, centro de salud, terapias, equilibrio, medicina tradicional china, acupuntura, psicología, psicología junguiana, terapia parejas, pareja, sandplay, terapia con niños, psicología niños, psiconeuroimmunología, osteopatía, huesos, columna, fisioterapia, muscular, postura, nutrición, dieta, plan dietético, perdida de peso, balance, cuerpo, mente, holístico, coaching, coach, entrenador personal, salud, deporte, kinesiología, especialistas, bienestar, zen, paciente, barcelona, rambla cataluña,
16718
post-template-default,single,single-post,postid-16718,single-format-standard,qode-social-login-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

¿Cisne negro o rinoceronte gris?

¿Cisne negro o rinoceronte gris?

La teoría del cisne negro es una metáfora desarrollada por el investigador Nassim Taleb. Describe situaciones imposibles de anticipar que cambian por completo nuestro paradigma. Un ejemplo serían los atentados del 11-S o la crisis del 2008. Hay quien identifica erróneamente la pandemia del Covid-19 como un evento «cisne negro», pero el mismo Taleb ha negado que lo fuera. Porque se hubiera podido prever.

En todo caso, si buscamos una metáfora animalística para leer la situación actual, la analista Michele Wucker propone la del «rinoceronte gris». Porque un rinoceronte gris es obvio, visible, viene directo hacia ti, potencialmente tiene un gran impacto y es altamente probable que te haga daño. En un mundo hiperconectado y global, una pandemia estaba sobre la mesa.

Rinoceronte gris: aquellas situaciones de extremo riesgo que todos saben que son posibles o incluso probables de suceder, pero que nadie hace nada para enfrentar.

Y entonces… ¿por qué tantas personas siguen calificándola de «cisne negro»? El quid de la cuestión recae en la responsabilidad. Si algo es previsible, si es un «rinoceronte gris», hacerse responsable de ello es una obligación. Y la responsabilidad requiere coraje.

Alguien dijo alguna vez que «si evades tu responsabilidad, niegas tu poder». Es un buen momento para analizar, a pequeña escala, cómo identificamos lo que nos sucede, qué nos contamos. ¿Vemos las cosas como «cisnes negros» o tomamos responsabilidad e identificamos «rinocerontes grises»?

A veces nosotr@s mism@s no somos capaces de identificar nuestros procesos, y es cuando la ayuda de profesionales como Esperanza Pérez y Juan Carlos Albaladejo puede marcar la diferencia.

Sin comentarios

Publica un comentario

WhatsApp Pide cita por Whatsapp